Redpiscinas. Tienda online de productos para la piscina

Elegir los productos correctos para la limpieza de una piscina

No es novedad que las piscinas requieren de cierto mantenimiento, aplicación de productos limpiadores, pasar ciertos productos como puede ser el limpiafondos. En este post te enseñamos la especialidad de cada producto para que puedas tener tu piscina como el primer día y no se vaya desgastando por el uso de productos indebidos.

En primer lugar vamos a hablar de lo que más nos suele preocupar de nuestra piscina, que el agua esté limpia y sin algas. Para que no aparezcan estos molestos acompañantes de baño, es necesario realizar la limpieza de la piscina de forma continuada.

El agua necesita cierto control, hay que desinfectarla con cloro o sal, es fundamental controlar al menos una vez por semana la calidad de la misma para saber si tenemos que aplicar desinfectantes, reguladores de pH y/o estabilizadores.

Para controlar el estado del agua existen herramientas especializadas, lo mejor sería comprar un kit en el que vengan incluidas todas estas herramientas o al menos la mayoría de ellas. También hay que controlar el estado del agua de manera visual, viendo que el color de esta esté claro y no se enturbie. En caso de que aparezcan algas continuamente, habría que aplicar un producto antialgas y un floculante para que las envíe al fondo y se puedan aspirar.

Los productos para preservar la calidad del agua como el corrector de pH o el cloro de choque, pueden ser en formato líquido o en forma de gránulos.

Para limpiar el vaso de la piscina, hay que contar con diferentes productos, el más importante sin duda es el limpiafondos, es un cepillo que barre el fondo y las paredes de la piscina y los expulsa al exterior. Este proceso también lo puede llevar a cabo un robot, pueden ir conectados a la red eléctrica o al sistema de filtración.

Para mantener limpia la línea de flotación, que es donde se encuentran todas las hojas e insectos que han caído a la piscina, se recomiendan productos especializados para tal uso. Los hay en forma de gel y líquido.