COBERTOR SOLAR MOUSSE

¿Qué permisos necesito para construir mi piscina?

Con la llegada del buen tiempo, aumentan las ganas de salir y disfrutar del sol mientras te das un baño refrescante. Y es que tener una piscina en tu hogar ayuda a mejorar las relaciones en familia, a combatir el calor en verano, sirve para hacer ejercicio y aumenta el valor de la casa en el caso de querer venderla algún día.

Para empezar, es importante saber que hay tres tipos de piscinas distintas: piscinas privadas familiarespiscinas privadas/públicaspertenecientes a una comunidad de propietarios o piscinas públicas de gimnasios, clubs y polideportivos.

Existe un decreto, específicamente el Real Decreto 742/2013 de 2013, que regula la seguridad e higiene de las piscinas privadas pertenecientes a una comunidad y las públicas.

Primeros pasos para poder construir una piscina:

Fase 1: Proyecto básico y de ejecución

Es necesario la redacción de un proyecto básico y de ejecución que deberá contener; memoria descriptiva, memoria constructiva, cumplimiento del CTE (código técnico de la edificación): CTE-DB-SE (seguridad estructural) y el CTE-DB-HS (salubridad), cálculo de estructura e instalaciones, estudio de seguridad y salud, plan de control de calidad, estudio de gestión de residuos… como también, la información geotécnica del terreno.

En el caso de las piscinas privadas familiares, sólo se regulan mediante el código técnico de la edificación de carácter estatal y a través de la normativa específica urbanística de cada municipio. Dicha normativa, regula los siguientes factores; distancia a lindes, distancia a fuentes eléctricas y ocupación sobre el terreno.

Las piscinas pertenecientes a una comunidad y las públicas también deben de cumplir el código técnico de la edificación, además de tener que cumplir una normativa de higiene y seguridad, CTE-DB-SUA, más estricta debido a la responsabilidad civil de riesgo de ahogamiento que asumen al ofrecer sus servicios.

Fase 2: Elección de la empresa constructora

En el proyecto se han definido, mediante los planos y la memoria, cómo será la piscina. La tipología, profundidad, el tamaño, si es de agua dulce o salada, el revestimiento, número de focos y todo lo necesario para solicitar un presupuesto para la construcción.

Fase 3: Licencia, visado e impuestos

Para poder obtener los permisos debemos presentar el proyecto del arquitecto en el Ayuntamiento, acompañado del pago de la tasa de licencia urbanística y del impuesto de construcciones y obras. El tiempo de obtención de la licencia será de aproximadamente 3 meses.

Fase 4: Obras

Una vez hemos obtenido la licencia podemos comenzar la obra. Es importante tener en cuenta que si vamos a necesitar ocupar la vía pública con algún contenedor o material, una vez que nos concedan la licencia, deberemos solicitar un permiso de ocupación de la vía pública por el tiempo que pensemos que vamos a ocuparla, aparte del propio de construcción y no comenzar la obra hasta que nos den el visto bueno.

Fase 5: Finalización de la obra y puesta en marcha

Una vez finalizada la obra, debemos recopilar la información de todos los materiales y productos utilizados para su construcción y revisar que todo está correcto antes de dar por finalizada la obra. Una vez revisado y aprobado, el arquitecto emitirá el certificado final de obra.